Tequesquitengo, mejor conocido como Teques es un pueblo localizado al sur de Morelos. Tiene un lago, gente bella y una iglesia bajo el agua. Para todos habitantes de la Ciudad de México, el camino dura 1 hora y media o 2. Teques cuenta con un gran clima que permite toda clase de actividades, no es posible resistirse a tomar fotografías de sus hermosos paisajes y es un lugar relajante y adecuado para descansar.

A continuación te comparto algunos tips y actividades que podrás realizar:

1. Actitud para divertirte, Tequesquitengo ofrece actividades en el agua, tierra y aire así que deja la apatía guardada en el closet.

2. Si te gusta bucear, hacerlo en Teques es una actividad bastante peculiar. Podrás ver el mundo submarino pues hay restos del pueblo que se hundieron, la estructura que más se ha mantenido es la Antigua Iglesia de San Bautista. Es un espectáculo digno de apreciar y una experiencia atractiva sin igual.

3. Aprende a pescar, y si lo sabes hacer no olvides llevar tus utensilios de pesca porque seguro los necesitaras

4. Si tu sueño es esquiar en agua esta será tu oportunidad ya que este lugar es famoso por esa actividad

5. Si vas con tu pareja dale un paseo en moto acuática y presume tus destrezas de manejo en el agua y aprovecha para ver el paisaje

6. No olvides los lentes de sol para disfrutar un paseo por lancha o yate para poder admirar las maravillas del lugar.

7. Lleva zapatos cómodos para que puedas usar el paracaídas y cuando aterrices no te vayas a lastimar.

8. Recuerda la ropa cómoda es indispensable cuando viajamos para divertirnos.

9. Por nada del mundo olvides tu cámara para que puedas capturar todos los momentos importantes solo o con tu pareja, y más si es en un globo aerostático.

10. Por la noche sal a disfrutar la vida nocturna del lugar si vas solo seguro encontrarás a alguien con quien divertirte y si no es así aprovecha el tiempo con tu pareja.

Al final del día si vas o no acompañado a Tequesquitengo, lo importante es que te diviertas y disfrutes tu estancia en el lugar, ya que cada instante vivido hace que valga la pena el viaje. No importa si es para reencontrarte o simplemente divertirte, vívelo al cien.